Experiencias

Ermita San Antonio

ruta al centre

Ermita de San Antonio

La ermita de San Antonio es anterior al siglo XVIII, en 1737 es mencionada en una visita pastoral. Hay que decir que Pineda era una villa cerrada, y esta capilla quedaba fuera. Era un lugar de hospitalidad, un hospital de pobres.
Es un pequeño edificio de planta rectangular, con una fachada curva, coronada con una espadaña o campanario de pared. Destaca un vitral en el ojo de buey hecho por el artista Joan Vila Grau.
Conserva un altar de estilo barroco en el interior. Actualmente se abre el día de San Antonio, en el mes de junio, que es también el día de los albañiles.
La concepción del Camino Real como lugar de paso obligado cambia radicalmente en la década de los sesenta, cuando se abre el trazado de la carretera N-II que conocemos hoy en día. Este trazado se abrió de forma precoz, dado que aún no había vehículos a motor como los que conocemos hoy en día. Se concibió inicialmente como un bulevar con plátaneros a ambos lados.
Esta nueva carretera hizo perder el sentido al camino real tal y como se conocía hasta entonces, como camino de paso obligado de personas y mercancías que venían tanto de Girona como de Barcelona.