Experiencias

Casa del carrer Ciutadans 28

ruta al centre

Casa del carrer Ciutadans 28

Cuando se consagró la iglesia de Santa María de Pineda se estableció un espacio sagrado de 30 pasos alrededor de ésta, la sagrera. Las sagreres eran un espacio de protección donde quedaba prohibida toda violencia bajo pena de excomunión. El hecho de que la sagrera fuera un espacio seguro, hizo que pronto campesinos y mercaderes aprovecharan para construir sus casas muy cerca, y así poderse refugiar en caso de emergencia.
Además de la proximidad con la sacristía, las viviendas se establecieron a lo largo de la antigua Vía Augusta, en ese momento ya convertida en el camino real. Posteriormente, el camino real se convirtió en la calle Mayor, Ciudadanos y San Antonio. Con las casas establecidas a ambos lados de la vía de comunicación, formando una manzana estrecha y alargada.
También se estableció la notaría del término de Montpalau, este hecho dio aún más importancia al núcleo que se iba configurando.
Las casas que se construyen son de planta baja o planta baja y piso, con el tejado a dos aguas y el patio detrás. El patio interior era utilizado como huerto y la mayoría de casas tenían un portal ancho por la entrada carros y / o caballos.
El núcleo primigenio de Pineda tenía al 1497 unos 32 fuegos. Cada fuego era una casa habitada por una familia.
Veremos varios ejemplos de casas que se construyeron en la época de formación del pueblo, como esta casa. Este urbanismo histórico se mantendrá hasta prácticamente 1910.
Esta casa está formada por la unión de dos edificios, pero la parte más antigua es la banda derecha. Los elementos originales que conserva son la puerta dovelada, las ventanas doveladas al primer y segundo piso y una ventana gótica en el primer piso. El resto es del siglo XX.